Marco general de ansiedad y miedo

La ansiedad y el miedo son estados de máxima alerta. La persona piensa que peligra, de una manera grave la vida, la imagen o algo muy importante que le importa mantener, por lo que hay un movimiento emocional importante.

La ansiedad y el miedo biológicamente y en el ámbito interno, tienen substratos parecidos, son prácticamente iguales. Zonas del cerebro que se activan, que hormonas están funcionando. Se sustentan en las mismas partes del cuerpo. Son distintas pero las dos tienen en común, además de ese sustrato biológico el que son reacciones emocionales que salen cuando la persona se siente amenazada y cuyo fin es la preservación de la vida o del propio equilibrio.

La diferencia entre ansiedad y miedo es que cuando tengo miedo tengo al ladrón delante y que cuando tengo ansiedad es que tengo la inquietud de que esta noche puede venir alguien o me he dejado una ventana abierta y estoy ante la amenaza de que pueda venir. La diferencia más importante es la lejanía del objeto que nos causa esa sensación de peligro. En la ansiedad suele ser imaginado y en el miedo es algo real. Entonces vamos a ir de lo más abstracto a lo más concreto.

Hablamos de estrés cuando nos referimos a las circunstancias del entorno o internas que me ponen delante de una situación de alerta. En realidad en una situación de estrés debiéramos utilizar la expresión: “Estoy ansioso y me estresa que mi jefe me pida el informe completo para mañana”

A n s i e d a d

Cuando se presenta una situación que supone una amenaza para la vida, la autoimagen, el estatus o la autoestima. Cuando percibimos esto se provoca una activación global de todo el cuerpo para poder dar una respuesta eficiente para afrentar y resolver ese estímulo que recibimos como peligroso. Estado de activación general. El cuerpo, la mente y el sistema emocional se activan a tope para poder encontrar la manera para poder afrontar ese estímulo que nos pone en peligro.

Hace millones de años que nuestro sistema emocional está evolucionando y si hoy en día hablamos de ansiedad es que evolutivamente nos ha servido, nos ha sido útil. La utilidad es que cuando percibimos un riesgo el cuerpo se activa de forma general.

Lo que sucede delante del estímulo en el córtex que es el que detecta qué es esa cosa concreta que puede ser peligrosa. A partir de ahí se manda órdenes al hipotálamo y la glándula que son las que segregan una serie de hormonas que básicamente son de dos tipos: La adrenalina, que es un activador general, y otros son los glucocorticoides que son hormonas que intervienen directamente en todas las funciones del cuerpo para sacar energía rápida. Todo esto se reparte por todo el cuerpo en el ámbito global que afecta a todo el conjunto, es decir, sensaciones físicas, sensaciones emocionales y una serie de reacciones a nivel mental, cognitivo. Por lo tanto no se puede entender la ansiedad sin entender esta afectación global.

Hay cuestiones físicas que son comunes al estado ansioso. Respiración acelerada. Provoca que el oxígeno vaya muy rápido al corazón, que este bombee muy rápido. Facilita que el oxigeno descomponga las células que hagan falta para obtener energía.

El trabajo con la respiración es básico para trabajar con las situaciones ansiosas. Ya que la respiración responde a cierto control voluntario, puedo decidir calmar esa respiración ante el hecho u estímulo que produce ansiedad.

La entrada del aire es tan importante como la salida. Conforme va ascendiendo la ansiedad hay un mejor rendimiento, tanto intelectual como físico hasta un punto a partir del cual el rendimiento o es bueno, pero se estanca. Y si sigue aumentando la ansiedad, el rendimiento empeora.

Se distinguen dos tipos de Ansiedad: Ansiedad Crónica, una manera de vivir (Tengo que ser perfecto) en la que en cualquier situación va a tener que vivir al máximo. En una situación de problema se puede despertar una crisis, ante una actitud acumulativa.

1-.Síntomas concretos positivos de la ansiedad, que facilitan la activación y una mejora de rendimiento. Por ejemplo: Aumento de la capacidad de concentración. Eficacia. Mayor capacidad y cantidad de recursos. Ansiedad Eficaz

2-.¿Qué pasa cuando la ansiedad se bloquea? ¿Cómo sería un ataque de ansiedad? ¿Qué pasa en esos momentos? Sensación de muerte. Algo me viene y no sé que me va a pasar. Confusión mental. Aceleración cardiaca. Sequedad de boca. Sensación de muerte real. Crisis de Angustia y Crisis de Pánico 

3-.La gente que funciona con un índice de ansiedad crónico. ¿Qué síntomas está experimentando? Pueden ser características o sensaciones. Disminuye la capacidad de concentración. La atención está dispersa. La ansiedad afecta de forma muy diferente a las persona en función de las distintas variables. La concentración mal hecha (pensamientos recurrentes). Sensación de ahogo. Cansancio, agotamiento. Trastornos del sueño. Tendencia al descontrol emocional. Dificultad en controlar el estado de ánimo, generalmente la frustración. Ansiedad Crónica

La percepción de la situaciones son totalmente subjetivas, de manera que lo que a uno le pone ansioso, a otro no. 

El pánico, es el miedo de golpe y ahí delante. Subidón intenso.

Existen muchas otras situaciones que no tienen como figura la ansiedad, sí que están como fondo la ansiedad y que tiene que ser tenida en cuenta. Separaciones. Situaciones familiares ante enfermedades irreversibles.

La patología es una exageración del comportamiento normal.

A la hora de sistematizar la ansiedad, utilizamos el sistema del DSM4 (manual diagnóstico). Hay un esfuerzo de hacer un esquema.

A-. Ansiedad Generalizada: Sería lo que hemos estado hablando de esta cosa crónica. Un estado de ánimo mantenido mucho tiempo y que aparece toda esa sintomatología extraña. De lo más difuso a lo más concreto. En la ansiedad generalizada, la persona, ni siquiera sabe que tiene ansiedad.

B-. Situacional/No sistematizada: Quiere decir que en una situación concreta te da la crisis de angustia. De repente, queda claro que estás ansioso pero te ha venido de golpe.

Crisis de Angustia:

Trastorno de Angustia. No hay crisis pero la persona, por ejemplo, no puede dormir o duerme muy mal. Con síntomas de la generalizada más disparados. La angustia es la manifestación física de la ansiedad. Es la parte física.

C-. Situación Sistematizada: Ya forma parte de mi sistema de vida. Si me ha dado una crisis ante una situación de hablar en público, asocio esto con la angustia y ese contexto se carga de angustia. Y cada vez que me acerque a la posibilidad real o imaginada de hablar en público voy a sentir ansiedad.

Agorafobia: Se puede entender como el miedo a los espacios cerrados o como el miedo a que venga una crisis y no sepa hacer nada.

Fobia: Es lo mismo solo que focalizado en un objeto concreto. Ascensor; un lugar. Un fóbico, imagina. Anticipa la situación catastrófica con asociación incorrecta que no racionaliza. Y estoy regodeándome en la situación.

D-. Ansiedad Focalizada: Se concreta o bien en el cuerpo con el Trastorno Somato forme de tipo hipocondríaco, como la persona que está continuamente con el temor de coger alguna enfermedad, y con ese temor. Y el Trastorno obsesivo/compulsivo que muchos autores se ponen de acuerdo en que sea ansioso. Lo que sí es cierto es que provoca muchísima ansiedad. Ansiedad asociada a ideas en las que no puedo dejar de pensar en él y sólo haciendo un acto supersticioso tengo la sensación de que controlo más. Sería la parte más loca.

Todo esto que se ha contado es a partir de la teoría cognitivo conductual que entiende y explica el funcionamiento biológico de la ansiedad y que la patología está relacionada con una asociación equivocada. Nuestra conducta se refuerza ante una serie de estímulos. Hay un estímulo negativo en el caso del ataque de pánico en el ascensor, quiero evitar que eso me pase otra vez y estoy condicionado a no entrar nunca en ese ascensor. Yo estoy interpretando erróneamente la información de mi cuerpo y de la situación y sobre eso elaboro una serie de teorías o ideas erróneas. Por un lado se atiende la base biológica y por otro, desmontar las asociaciones y condiciones erróneas.

Nos ponemos ansiosos también ante situaciones internas que vivimos como peligrosas, que fue un poco lo que desarrolló Freud. A la vez, en estas teorías, la ansiedad es una pantalla que desvía la atención del auténtico problema. El síntoma sirve para evitar eso y a la vez es la propia ansiedad que señala que hay un conflicto grave. Pantalla y expresión de un malestar interno y de que tenemos que hacer algo con ello.

Perls habla de que la ansiedad hace que la persona no esté en su presente, es decir, o está lanzada en el futuro o está atrapada en un conflicto anterior.

El  miedo

Tiene el mismo sustento biológico. Es el peligro real, no imaginado o fantaseado. El trabajo es el de definir el miedo, el monstruo. El miedo es la máxima reacción de alerta para hacer frente a ese peligro real y salvarme y ahí solo hay unas posibilidades de acción. O hago algo o mi vida corre real peligro.

El estímulo está claro y está presente. Cuatro posibilidades:

1-. Huir.

2-. Quedarme quieto. Quieto y atento (no fosilizado) y otro es congelado y no me puedo mover.

3-. Defensa de tipo agresivo. El perro que ladra porque está acojonado.

4-. La desviación de los ataques mediante la sumisión y el apaciguamiento.

Estas cuatro posibilidades son buenas o malas en función del contexto. Y de mis propias capacidades. El problema de los humanos es que solemos tener aprendida un solo tipo de reacción. Tenemos un repertorio de respuestas empobrecido.

En el trabajo con miedo hay dos pasos a hacer: Definir el fantasma y percibir y analizar la situación desde distintos puntos de vista. Si yo miro la cosa desde distintos puntos de vista, me muevo y eso crea un efecto.

Para moverse y trabajar con la ansiedad hay que entender que hay dos momentos distintos que depende de cómo nos metamos y qué hagamos con ellos, de esa suma va a salir el resultado de lo nos pasa con la ansiedad. Dependiendo de que nos movamos de manera eficiente o no. Estos dos momentos son:

1-. Momento en que la Ansiedad sube. ¿Qué hago y qué me pasa a mí en ese momento en que estoy con una alta ansiedad? ¿Cómo sustento eso en el cuerpo? ¿Qué recursos tengo para poder sostener esta sensación de ansiedad sin llegar a un bloqueo?

2-. Una vez el ataque de ansiedad ha estado pasando: ¿Qué hago yo, qué actitud adopto frente a mi ansiedad? Depende de qué piense, de cómo me ponga, de la actitud que adopte me va a facilitar que la ansiedad suba o que la pueda tener un poco más bajo control.

Hablamos del esquema de las tres “A”, que sería como un esquema para manejarse con la ansiedad.

1-.Aceptarla. Tengo que aprender a vivir con la ansiedad también en momentos altos.

2-.Analizarla; ¿Qué hago con ella? ¿Qué movimientos puedo hacer para llevarme mejor con ella? Analizar lo que me está pasando en ese momento.

3-.A pesar de la ansiedad, Actuar y aprender a actuar con ella.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted