Publicado: 12 de Agosto de 2014 a las 16:29

En general, el niño que acude a la consulta es un niño con un mundo interno dañado, y cansado de las agresiones que suponen las amenazas constantes a su comportamiento. Es un niño que tiene una necesidad grande de ser mirado y escuchado desde un lugar, carente de juicios, en donde sienta que es realmente cuidado, y poder así, poco a poco, ir restituyendo y sanando lo dañado.

Creo que la realidad fundamental del niño, es la realidad psíquica de los padres. Un niño no tiene acceso directo a la realidad del mundo, pero sí tiene conexión con qué es lo que les pasa psíquicamente a sus padres, emocional y afectivamente, y todo niño se constituye en un entorno familiar y social. Esto es absolutamente fundamental para entender la problemática que los niños presentan.

Por esto, y porque son ellos quienes mejor conocen al niño, los padres, son fundamentales en este proceso.